XVIII – EL GUERRERO ESCONDE EL INTERIOR

XVIII – EL GUERRERO ESCONDE EL INTERIOR

Tu ser está muy débil y el combate se pone más y más difícil. Cierra pues las puertas, guarda tu interior. La vida es preciosa y no merece ser perdida a manos de demonios indignos de tomarla. Retirate, reúne los ejércitos y sólo entonces parte en busca de las sombras.

No antes.

Nunca antes.