VI – EL GUERRERO REÚNE LOS EJÉRCITOS

VI – EL GUERRERO REÚNE LOS EJÉRCITOS

Una gran tarea te aguarda. No serás capaz de realizarla a menos que reconcentres tus energías y te dispongas seriamente al combate. Unifica tu corazón, tu espíritu y tu cuerpo. Alinéalos. Céntrate. Inspira. Enfoca todo tu ser a la prueba que se avecina. No andes por ahí despilfarrando fuerzas. No Se las entregues al lado oscuro. No por ahora, al menos. Si lo haces, el Demonio te aplastará como a un sapo. Tu vida depende de lo que vas a hacer. Deja de sonreír pues no es un juego. Puedes morir en el intento.

Reorganiza, acumula, enfoca y lánzate al vacío.

Sólo así podrás mantenerte entero.